Las Palmas de Gran Canaria - Islas Canarias - España
 
Libro Cayó la Gran Babilonia

La Gran Babilonia

Temas de Este Libro

La Otra Bestia

Urgente Misión de Esta Revelación

El Significado de la Otra Bestia


Características de la Otra Bestia - Texto Bíblico

La Otra Bestia sus 10 Características


Identificación de la Otra Bestia - Explicación de las 10 Características


           Características
mero Identificación de la Otra Bestia - Característica 10

      Mensaje Sobre la Cifra de la Otra Bestia


Llamada de Amor Para que Veamos la Verdad


Caída de la Gran Babilonia


Llamada de Amor a los que Siguen a la Gran Babilonia


El Juicio es Inminente

Juicio de la Cébre Ramera

Llamada de Amor - Es el Momento de Ver

Trayectoria del Caminar de la "Ramera"

Profecías Numéricas que Identifican a la "Ramera"

Lucha por Resurgir a la Ramera

Se Hace la Luz en La Gran Babilonia

Salíd de Ella Pueblo Mío

Llamada de Amor a los que han Dejado a La Ramera

Llanto por la Caída de Babilonia la Gran Ciudad

Alegría en el Cielo por la Luz en Babilonia - Desaparición de la Gran Ciudad

Aleluyas en el Cielo por el Juicio de la Gran Ramera

Los Poderes del Hades no Prevalecerán en Contra de la Iglesia

Triunfo de Cristo - Presentación de la Verdadera Esposa del Cordero

Cristo Combate con Justicia

Invitación al Banquete de Dios

Juicio Final - Derrota Total de las dos Bestias

Los Últimos Salvados

Texto Bíblico

Audios del Libro

   


´Cayó La Gran Babilonia
Misma Autora Consultar Dudas Derechos Autor


 

¡Cayó La Gran Babilonia!

Profecías Numéricas que Identifican a la "Ramera"

Aquí es donde se  requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son las siete colinas sobre las que se asienta la mujer (Ap.17, 9).

Sabiduría es vivir en la Verdad que Dios nos ha dado, en la Verdad del Evangelio sellado con la sangre preciosísima de Jesús. Sabiduría es diferenciar lo que viene de Dios y lo que no viene Dios, la Verdad de Dios y las verdades de los hombres (aún cuando éstas sean muy bien intencionadas). Sabiduría es preguntarnos a quién estamos siguiendo, es optar por seguir a Cristo que es el único Camino de la salvación, y a nadie más.

Las siete colinas sobre las que se asienta la mujer, aunque en lo natural sean también las siete colinas de Roma, simbolizan a los siete reyes que se nombraron en el versículo tres: (las siete cabezas y los diez cuernos que tenía la Bestia). Todo lo que podamos percibir desde nuestros sentidos, lo ha puesto Dios para que podamos conocer y acercarnos a la visión espiritual preludio de una Vida nueva, de la gloria que Dios nos tiene preparada.  Las siete colinas, los siete reyes, es lo que se explica a continuación, una lucha de carácter espiritual:

Son también siete reyes: cinco han caído, Uno Es, y el otro no ha llegado aún. Y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo (Ap.17, 10).

De estos siete reyes se dice que:

           Cinco han caído. Ésta es la jerarquía eclesial que simboliza  las estructuras, construcciones y organizaciones hechas por los hombres también en las demás iglesias.* Y con este fin, señala a éstos:

1)  Papas

2)  Cardenales

3)  Arzobispos

4)  Obispos

5)  Sacerdotes

6)  Uno Es. Se refiere a Dios, que siempre ha estado en medio de ella. El apóstol Juan vio  Uno sentado en el Trono” (Ap.1,2). (En la explicación del versículo once se verá más claro esto).

7) Y el otro no ha llegado aún. Quiere decir que cuando se haya hecho la Luz y haya caído lo que ella había sido, las construcciones que sostienen sus verdades, que se fue suscitando a través de los tiempos, se tratará de que alguien sirva de mediador, como referencia para guiar el cambio. Pero cuando llegue habrá de durar poco tiempo. (Es lo que está predicho, lo ha dicho el Señor). Al hacerse la Luz desaparecen las tinieblas. Y toma las riendas de su pueblo, de su Iglesia, Cristo, el Único Pastor. Él reúne a la  “Nueva Jerusalén”.

Aunque además de  estos cinco que han caído,  haya también diáconos, aquí no están nombrados entre los que caen. Es la misión que ha de continuar, ya que está al servicio de la Iglesia y no ejerce autoridad. Porque nadie ha de ser llamado Padre, ni Maestro, ni Director nuestro, sino Dios, porque todos nosotros somos hermanos (Mt.23,8-11). Esto se nos dice en los evangelios. Y es lo que Jesús vuelve a decir cuando contemplando el templo predice que llegaría un día en el que no quedará piedra sobre piedra que no sea derribada (Lc.21,6). Esto se refiere a que en su Iglesia ningún hombre dominará ni estará ya sobre otro hombre, sino que aquél  que en verdad sea templo, será completamente libre, será una piedra viva. 

La Iglesia que Dios nos está reclamando es la Iglesia en la que todos somos hermanos y nuestro Señor Jesucristo el único Pastor (Jn.10,16), el único sacerdote  como se explica ampliamente varias veces a través de la carta a los hebreos (Hb.5,6). Él

quiere que seamos uno en Él (Jn.17,21-23), como profetizó aquél sumo sacerdote cuando dijo que Jesús había venido a reunir en uno, a todos los hijos de Dios (Jn.11,52).

Todavía quedan más datos sobre la clave de esta profecía numérica que se nos ha revelado:

Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción  (Ap.17, 11).

8) ¿Por qué se dice que hace el octavo pero es uno de los siete? Porque el Uno Es, Cristo, no está dentro de esta escala humana. Él está por encima de todo y de todos. Pero a pesar de los errores que se han dado en las iglesias por la influencia de la “Ramera”, siempre Dios ha estado ahí y ha derramado su inmensa Luz para que muchos puedan ver la Verdad y salvarse. Por esto, porque Dios no pertenece a esta escala humana, ésta que hace el octavo, es uno de los siete. Después de aclarados estos signos, se distingue mejor que sean siete reyes:

1)    Papas

2)    Cardenales

3)    Arzobispos

4)    Obispos

5)    Sacerdotes

6)    El que no ha llegado aún, y que habrá de durar poco tiempo (el mediador del cambio).

7)    La Bestia que surge del abismo. La parte de ella que no ve su caída como obra del Señor y querrá  sostenerse.

   Este es el tiempo que señala el versículo ocho sobre la Bestia que era  y ya no es pero que reaparecerá. Es “la Bestia que surge del abismo”. Por eso se dice aquí que camina hacia su destrucción, porque no estará aún destruida sino que una parte de ella lucha por perpetuarse. Al fin, desaparecerán “sus verdades”. Y quedará la Iglesia de Dios, el pueblo de Dios, como Él quiere.

Veremos que la destrucción de la “Ramera” no será tan fácil. Muchos seguirán aferrados a su pasado, y lucharán por resurgir a la Ramera para que reaparezca, como se dijo también en el versículo ocho. Ahora se aclara que serán liderados por estos diez reyes, los diez cuernos de esta visión de la otra Bestia, que el ángel sigue detallando y que se explica a continuación.

Podéis  descargar  una copia  del  libro  en formato  PDF completamente gratis

    

Es Importante Leer la Presentación Para Comprender Mejor el Libro 

  PRESENTACIÓN

 

    
 
   
   
   
   
   
   
     

 

 

 

Cayó la Gran Babilonia

              Puedes Empezar A Leerme      

Cada Capítulo de Este libro Desde el (1) al (28) en Texto, Puedes Escucharlo También en Audio - Vídeo

 


|| 

Cayó La Gran Babilonia Copyright ©2021 - Explorer -Mozilla - Ópera - Chrome