Las Palmas de Gran Canaria - Islas Canarias - España
 
Libro Cayó la Gran Babilonia

La Gran Babilonia

Temas de Este Libro

La Otra Bestia

Urgente Misión de Esta Revelación

El Significado de la Otra Bestia


Características de la Otra Bestia - Texto Bíblico

La Otra Bestia sus 10 Características


Identificación de la Otra Bestia - Explicación de las 10 Características


           Características
Número Identificación de la Otra Bestia - Característica 10

Mensaje Sobre la Cifra de la Otra Bestia


Llamada de Amor para que veamos la verdad


Caída de la Gran Babilonia


Llamada de Amor a los que Siguen a la Gran Babilonia


El Juicio es Inminente

Juicio de la Cébre Ramera

Llamada de Amor - es el Momento de Ver

Trayectoria del Caminar de la Ramera

Profecías Numéricas que Identifican a la Ramera

Lucha por Resurgir a la Ramera

Se Hace la Luz en La Gran Babilonia

Salíd de Ella Pueblo Mío

Llamada de Amor a los que han Dejado a La Ramera

Llanto por la Caída de Babilonia la Gran Ciudad

Alegría en el Cielo por la Luz en Babilonia - Desaparición de la Gran Ciudad

Aleluyas en el Cielo por el Juicio de la Gran Ramera

Los Poderes del Hades no Prevalecerán en Contra de la Iglesia

Triunfo de Cristo - Presentación de la Verdadera Esposa del Cordero

Cristo Combate con Justicia

Invitación al Banquete de Dios

Juicio Final - Derrota Total de las dos Bestias

Los Últimos Salvados

Texto Bíblico

Audios del Libro

   


´Cayó La Gran Babilonia
Misma Autora Consultar Dudas Derechos Autor


 

¡Cayó La Gran Babilonia!

El Juicio es Inminente

Un tercer ángel les siguió, diciendo con fuerte voz: “Si alguno adora a la Bestia y a su imagen, y acepta la marca en su frente o en su mano, tendrá que beber también del vino del furor de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su cólera. Será atormentado con fuego y azufre, delante de los santos ángeles y delante del Cordero. Y  la humareda de su tormento se eleva por los siglos de los siglos; no hay reposo, ni de día ni de noche, para los que adoran a la Bestia y a su imagen, ni para el que acepta la marca de su nombre” (Ap.14, 9-11).

 

Aquí dice que comparecerán ante el juicio la Bestia (la primera Bestia) y su imagen que es la otra Bestia, la Gran Babilonia. Se someterá a juicio todo lo que ella ha sido. Dios que nos ha dado desde siempre la Verdad, que nos ha venido a rescatar de la Muerte por su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, una vez más ha hecho algo prodigioso dejando este libro del Apocalipsis velado, “sin sello” (Ap.22,10), y haciendo que fuera desvelado en este preciso momento, para que mirando con su mirada, en el Amor, la mirada  que Dios nos da, puedan muchos ver su Luz y salir de su confusión y ser salvados, para no tener que beber del vino del furor de Dios. Esta verdad será muy dura y difícil para muchos, por esto el Señor conforta con estas palabras:

Aquí se requiere la paciencia de los santos, de los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús (Ap.14, 12)

Tener conocimiento de esta verdad sobre la otra Bestia, la Gran Babilonia, plantearse la situación, el cuestionarse cómo se ha vivido, o recordar las veces que cada uno habrá podido ver en su interior como una Luz  esta verdad sin haber reaccionado, produce un impacto.

 Solos no podríamos afrontar esto, pero clamando a Dios en este momento de tribulación, Él sí nos puede dar la  paciencia de los santos para permanecer en la paz del Señor, seguir los mandamientos de Dios, que nos ha hecho ver claro, que ha iluminado el Camino, como nos recuerdan estas palabras: “Pondré mis leyes en su mente, en sus corazones las grabaré; y Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Y no habrá de instruir cada cual a su conciudadano ni cada uno a su hermano diciendo: “¡Conoce al Señor!”, pues todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor de ellos” (Hb.8, 10-11).

Se nos pide aquí tener paciencia de los santos, lo que quiere decir, tener la paz de Dios, que el Amor ha de reinar en todo, pues no hay santos si no es en el Amor, que lleva a la pureza y santidad.

Y se requiere algo más: la fe de Jesús. No ya la fe de Abrahán llamado el padre de la fe y que confió en la promesa, sino la fe que tuvo Jesús ante la visión de su pasión en el Huerto de los Olivos y ante todos sus dolores, y su agonía hasta su muerte. No dejó de confiar en el Padre. Solo y abandonado de todos, fue paciente y fiel hasta el final. Y Dios le resucitó de entre los muertos.

Estamos en momentos muy difíciles y ésa es la fe de Jesús que se nos pide. La fe que le hizo permanecer fiel al Padre en su difícil misión y dejarlo todo por Él. La fe de Jesús le hizo ir siempre guiado por el Espíritu Santo. Así nosotros en esta hora de tribulación, si lo dejamos todo por Él, seremos dichosos:

Luego oí una voz que decía desde el cielo: “Escribe: Dichosos los muertos que mueren en el Señor. Desde ahora, sí - dice el Espíritu - que descansen de sus fatigas, porque sus obras los acompañan” (Ap.14, 13).

Los que tienen la paciencia de los santos, la fe de Jesús, vencen en esta fuerte lucha, en esta tribulación, sobre todas las circunstancias, con Cristo; pues son dichosos los que mueren en el Señor. Vencen. Por eso dice el Espíritu: Que descansen de sus fatigas, pues sus obras los acompañan.

Sus fatigas, por la lucha interior para seguir sólo a Dios, lo que implica actuación también, porque la lucha no es sólo interior sino también con el exterior, habrá confrontación, oposición, etc. Por eso sus obras los acompañan.

Morir en el Señor, es morir al hombre viejo, a todo lo viejo, y nacer de nuevo. Éstos que nazcan de nuevo, son santos y no serán juzgados en el juicio que sigue a continuación de la imagen de la Bestia, la otra Bestia, la Gran Babilonia, la Ramera.

                 

Podéis  descargar  una copia  del  libro  en formato  PDF completamente gratis

    

Es Importante Leer la Presentación Para Comprender Mejor el Libro 

  PRESENTACIÓN

 

    
 
   
   
   
   
   
   
     

 

 

 

Cayó la Gran Babilonia

              Puedes Empezar A Leerme      

Cada Capítulo de Este libro Desde el (1) al (28) en Texto, Puedes Escucharlo También en Audio - Vídeo

 


|| 

Cayó La Gran Babilonia Copyright ©2021 - Explorer -Mozilla - Ópera - Chrome